Nuestra historia
En el año 1950 comenzó la emancipación del pirotécnico José Palazón Perea en unión con su esposa Josefina Cañete Hernández. Estableciéndose en la localidad de Archena.

Comienza, entonces, una larga trayectoria para establecerse e independizarse del pirotécnico D. Antonio Cañete Aledo (padre de Josefina Cañete). En el año 1954 fallece Josefina Cañete con una amplia carrera profesional que desde los 10 años de su nacimiento había desarrollado junto a su padre D. Antonio Cañete Aledo y su madre Dª. Concepción Hernández Fernández y sus hermanos José y Emilio, siendo en Murcia, y otras provincias, los pioneros y considerados ante el público y profesionales de la pirotecnia como uno de los mejores pirotécnicos de España.

También trabajaron otros familiares, los nietos de D. Antonio Cañete, Andrés y Antonio, formando toda la familia un fuerte potencial de la pirotecnia,

D. Francisco Palazón López padre de D. José Palazón Perea, del que adquirió los conocimientos de la pirotecnia y fue progresando en la misma.

Sigue la historia
De la unión de D. Josť Palazón Perea y Josefina Cañete Hernández nace en 1944 D. Francisco Palazón Cañete, comenzando esta generación con sus padres en la fabricación y disparo de todo tipo de pirotecnia, investigando y obteniendo mejores productos e innovando en la pirotecnia.

En 1975 D. Francisco Palazón Cañete y Dª. Maria Rosa Ríos Carrillo, se emancipan del trabajo familiar y pone en funcionamiento sus nuevas instalaciones, con la mayor tecnología y mayor seguridad que las que tenían las antiguas instalaciones familiares.

Este taller nace con la firma comercial de PIROTECNIA OBRERA DE EXPLOSIVOS denominado como PIRODEX, en 1998 con la incorporación de los hijos de D. Francisco y Dª Maria Rosa, que llevan desde su nacimiento los genes de la pirotecnia, consiguiendo ser la 4ª generación de pirotécnicos en la saga Cañete y Palazón, constituyendo PIRODEX en la mercantil PIRODEX MURCIA S. L.

Carnet de Empresa Artesana

 

Diploma de la
Región de Murcia